Folio en blanco

Hoy me he levantado y he organizado todas mis creencias. Con ayuda de algunos periódicos, he afianzado mi repulsa hacia las últimas maldades que se están cometiendo, a la vez que realizaba algunos ejercicios recordatorios de los horrores a los que puedo verme sometido, teniendo en cuenta dónde vivo.
Cuando he acabado, antes de actualizar algunas ideas que puedo tener anticuadas —con ayuda de algunos noticiarios alternativos—, he recordado mis miedos personales y algunas penas y tristezas.
Luego he hablado con unos amigos para que me pongan al corriente de las novedades que se me han pasado por alto, no quiero que me pille el toro sin opiniones. También les he expuesto mis puntos de vista sobre los temas que han surgido, siempre razonando y argumentando las ideas en base a toda la información que he oído o leído durante la mayoría de los años de mi vida.
No he dado la razón a nadie que tuviera una opinión distinta a la mía; con todo lo que sé, está claro que los demás están equivocados y yo no.
Al final del día, no sé por qué, estaba agotado.

Un comentario en “Folio en blanco

  1. Oscar dice:

    Nos estamos autocabreando, estamos dejando que nos conviertan en seres autocabreados, autocabreantes. Nos puede la tristeza más que la esperanza y eso es agotador.
    Me fijo en mi sobrino rapero que tiene 15 años y está cabreado, cara triste, cara de todo es una mierda y pienso que debería estar contento, sonriendo, disfrutando de su vida sea la que sea… me da pena… Luego me miro a mi 42 años pero a ratos cabreado, muy cabreado, me he vuelto un dócil autocabreado por el poder… me da pena… ¿Seré capaz de cambiarlo? Reconocerse es un principio, creo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *