Simpatía fingida

En este vídeo una chica búlgara, como si emulara perfectamente a un personaje, una presentadora o una actriz televisiva, aparenta ser simpática mientras recita un poema.
La escena es breve, para evitar que provoque el efecto anestésico y adictivo de la televisión, pero ideal para poder notar la ficción en sus gestos, movimientos y mirada.
El grado de adaptación y adecuación al medio televisivo y sus contenidos y actitudes ficticias es inversamente proporcional a la capacidad de detección de la simpatía fingida que emana esta vídeo.
El hecho de que el audio esté en inglés disminuye la implicación (para aquellos que no lo entiendan), facilitando así la observación de los falsos y forzados ademanes.
Cabe añadir que los comportamientos fraudulentos son muy característicos de la televisión, pero se encuentran también presentes en muchos otros momentos y lugares de la vida, razón por la cual este vídeo es aún más instructivo.
Este ejercicio es únicamente práctico, por lo que corresponde a cada uno evaluar cuál es el grado de simpatía o simpatía fingida que hay en el vídeo.
No dejes que la belleza y las luces te nublen la conciencia y permanece atento, pues en poco está todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *