el cambio real es el de las personas

de nada sirve reformar la estructura
crear otra institución
inventar otro sistema
pintarlo todo de otro color
cambiar el nombre

si las personas siguen igual

Esta entrada fue publicada en Poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *