dónde está tu inferioridad

dónde está tu inferioridad
y dónde está tu superioridad
indícamelas
y dónde está lo malo
y dónde está lo bueno
señálamelo con el dedo
que yo no lo veo

Esta entrada fue publicada en Poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.