el que ve

con una letra puedo
con un paseo puedo
con una mirada por supuesto

llegar al centro del centro

en un momento puedo
con un roce de tus dedos
aunque parezca imposible puedo

ver todos tus pensamientos

Esta entrada fue publicada en Poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *