manda el mentiroso

cuando manda el ego
es fácil dejarse llevar
por sus asuntos
y creer
que hay algo que solucionar
que falta algo por hacer
y además fingir y aparentar
que todo está bien

Esta entrada fue publicada en Poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.