Hicieron las leyes

para los que quieren tener la razón,
pero no usarla entre dos;
para los que quieren perderse
entre papeles que establecen límites
que solo existen en papeles;
para el que ha perdido la capacidad de entenderse
con los que son como él;
para el que necesita que le digan cómo pensar;
para el que busca y necesita otro papá y otra mamá;
para los que buscan la estabilidad,
aunque siempre está por llegar;
para el que cree que un día
la ley se perfeccionará.

Esta entrada fue publicada en Poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.