Tensión brutal en 2+0

Sin darme cuenta cliqueo en una partida sin incremento. Aquí no suelo tener nada que hacer.
Los primeros movimientos son un poco experimentales, aunque consigo una gran ventaja de piezas pronto, eso sí, con una posición algo tensa para mí por no tener el enroque muy claro. Así que enroco largo y a atacar. Pronto se precipita el final con un jaque mate de caballo precioso, frente al que la dama no puede hacer nada, pese a haberse replegado en el movimiento anterior. Las dos damas quedan enfrentadas, pero la partida la ha acabado el caballo. Las piezas más poderosas ya no tienen nada que decir.
El rival vuelve a ser más fuerte, bastante más: unos 150 puntos de diferencia.
Además, tampoco perdí un jaque mate inevitable, como me indica muchas veces el análisis de la computadora de lichess.

Tensión brutal en 2más0

Descárgate la partida en la que hubo Tensión brutal en 2más0

Partidaza a 1+1

Partida intensa en la que comienzo jugando como si tuviera todo el tiempo del mundo y empiezo a darme prisa cuando me quedan diez segundos y al otro unos cuarenta. Supongo que viendo el poco tiempo que me queda, aprovecha y empieza a jugar rápido. Al final recibe mate.

Partidaza a 1+1

Bájate esta Partidaza a 1+1

Todo tenso

En esta partida todo es tenso. El comienzo, donde pierdo un peón e intento suicidar sin fortuna un alfil, la defensa, el contraataque, el ataque final y el jaque mate repentino.
Venzo a este jugador de 200 puntos más que yo por segunda vez.
Otro momento crítico para mí fue proponer o no el cambio de damas. Finalmente me atreví, en parte porque soy malo en los finales con pocas piezas o piezas de poco valor. Lo mío es el ataque. El doble de caballo fue esencial. Después todo pareció precipitarse hacia un jaque mate que nunca llegó y que me estaba esperando en contra muy pocas jugadas antes. Y por si fuera poco, lo doy a falta de 4.7 segundos.

todo tenso

Bájate la partida en la que fue todo tenso

Tensión universal

Tensión universal, porque ya no sé qué decir con respecto a la tensión con que juego —o sufro— al ajedrez.

En esta partida el oponente resulta ser un poco aburrido, usando las blancas para hacerme muchas jugadas que me han hecho ya muchas veces. Cambia bastante para intentar quedarse en una posición favorable, supongo. Es este tipo de jugadores los que consigo sacar mi lado más ofensivo y afilado. En estas me regala un caballo, que ni interpreto como regalo por lo raro de la jugada, cual novato. Así que en cuanto me da un respiro me lanzo al ataque. No sé por qué no enroca. Me estoy quedando sin tiempo y los dos pasamos a hacer jugadas sin ningún sentido: yo para ganar tiempo, él para que pase el tiempo. Decido echarme al ataque y, sin saberlo, el ordenador dice que jaque mate.

Tensión universal

Descárgate, solo si estás preparado, Tensión universal.